lunes, 27 de julio de 2009



Tengo una obsesión con los sueños, anoche tuve una pesadilla, que ahora no recuerdo bien, solo que tenía que ver con comida.

Para mi los sueños son la mejor inspiración para escribir, porque muestran lo que no somos capaces de expresar con uso de razón. Pero a la vez son los que muestran las verdades que yacen en el inconciente.

Y como dice mi amigo Borges “Si al final, cuando el autor termina la obra y piensa que hizo lo que se propuso la obra no vale nada.”

Hablando de Borges, ayer prendí la televisión en el canal Europa y comenzaba una película llamada “En el profundo país extranjero.”

Empieza con el diálogo de un escritor ciego y una anciana que le reclamaba porque llevaba a su novia, el le decía que el dependía de ella, porque lo llevaba a todas las conferencias, era su acompañante.

Las coincidencias empezaron a apilarse en mi cabeza, es un escritor ciego, con una madre exigente, una novia/secretaria joven, hacia giras de conferencias donde hablaba de espejos y laberintos, es mas que obvio que se trata de una película sobre el escritor Borges, aunque el personaje se llame Rene Karmelec y sea italiano/francés.

En la película el escritor era permisivo con su novia/secretaria porque la dejaba ir por las noches y acostarse con quisiera, (de hecho parecía un requisito que si eras hombre y querías acercarte a Borges, tenias que acostarte con Kodama) hay gente que dice que Borges era asexual, cosa que también creo, que murió virgen a sus ochenta y tantos igual que Kant.

Lo más gracioso de la película es cuando el protagonista dice que “El premio Nóbel es un halago fúnebre” También cuando están en cualquier lugar el escritor le pide a su joven acompañante que le describa el ambiente y las personas, y el le pedía detalles de las mujeres guapas que estuvieran alrededor a menudo las inventaba para complacer su curiosidad.


El titulo de la película se refiere a la sensación que le producía la ceguera, pues desde que vivía en la oscuridad se sentía en un profundo país extranjero. Joyce decía una linda mentira “La ceguera es el ángel de las tinieblas que me trajo la luz.”

Cerrando con el tema de los sueños, las aventuras solo aparecen en los sueños, es la épica de mi vida, porque un monstruo o un acontecimiento fantástico no tienen cabida en la realidad, pero si en los sueños, en los libros, por eso es que tantos como yo se olvidan de la monotonía zambulléndose en una historia… Solo quisiera perderme en la multitud, en el país de las mil y una noches y olvidarme de mi existencia…

2 comentarios:

Ale Ramos dijo...

jajaja mi amigo borges por eso me caes bien por tus influencias

Guely of Sweden dijo...

A Borges le encantaba el tema de los sueños. No se si habrás leido su conferencia "La Pesadilla" que aparece en el libro Siete Noches.Y, claro tiene todo un libro dedicado al tema en su "Libro de Sueños".
Lo de la película que mencionas parece un sueño en si mismo. Voy a tratar de ubicarla. Sobre lo de la vida íntima de Borges me parece que no tiene mucho de extraño, el siempre se abdaba enamorando de chicas bellas e inteligentes (normal) y ellas no se andaban fijando en el inteligentísimo, gordito, bibliotecario, miope(ciego despues para remate)seguro que medio pobretón (estamos hablando de una época en el que las mujeres no trabajaban como ahora, el no alcanzó fama mundial hasta que tuvo como 60 años) y que vivía con su mamá (que doña leonor era muy controladora con las chicas que se le acercaban a su "Georgie"). Que despues se halla casado con Kodama debe haber sido para el como la recompensa, si bien tardía, a una vida a la que el definió cuando dijo que su mayor pecado fue el no haber sido feliz.
Yo pensé que yo era el único que andaba por ahí diciendo que Borges es mi amigo!